verbas

Antropoloxía virtual

Posted in do que fago by spav on 24 Agosto, 2009

Do you have any advice for professional or other organizations as to how they could use Second Life to help foster increased activity amongst their members?

Second Life’s advantage is the wide bandwidth for nuanced social action that it provides. That is, moving about as avatars within the environment broadens the scope for meaningful expression in ways that can form the foundation for powerful applications. From my point of view, the most promising of these are educational and therapeutic — uses that leverage the real human connections possible in an environment that allows people to express themselves so broadly.

Thomas Malaby. is Associate Professor in the Department of Anthropology at the University of Wisconsin-Milwaukee. He has published numerous works on virtual worlds, games, practice theory, and indeterminacy. His principal research interest is in the relationships among institutions, unpredictability, and technology, particularly as they are realized through games and game-like processes. Malaby has a forthcoming book titled “Making Virtual Worlds: Linden Lab and Second Life” from Cornell University Press.

A entrevista enteira en Boxes and Arrows por mor da súa conferencia no IDEA2009.

Tagged with: ,

Coñecemento

Posted in do que ollo by spav on 12 Agosto, 2009

El científico debe poseer un conocimiento completo y profundo, de primera mano, de ciertas materias. En consecuencia, por lo general, se espera que no escriba sobre tema alguno en el cual no sea experto, siguiendo una conducta de noblesse oblige. Sin embargo, por esta vez, pido poder renunciar a la nobleza y quedar dispensado de las consiguientes obligaciones. Mi excusa es esta:

Hemos heredado de nuestros antepasados el anhelo profundo de un conocimiento unificado y universal. El mismo nombre, dado a las altas instituciones de la enseñanza, nos recuerda que, desde la Antigüedad y a través de los sigos, el aspecto universal de la ciencia ha sido el único que ha merecido un crédito absoluto. Pero la propagación, tanto en profundidad como en amplitud, de las múltiples ramas del conocimiento humano durante los últimos cien años nos ha enfrentado con un singular dilema. Por un lado, sentimos con claridad que sólo ahora esmos empezando a adquirir material de confianza para lograr soldar en un todo indiviso la suma de los conocimientos actuales. Pero, por el otro, se ha hecho poco menos que imposible para un solo cerebro dominar completamente más que una pequeña parte especializada del mismo.

Yo no veo otra escapatoria frente a ese dilema (si queremos que nuestro verdadero objetivo no se pierda para siempre) que la de proponer que algunos de nosotros se aventuren a emprender una tarea sintetizadora de hechos y teorías, aunque a veces tengan de ellos un conocimiento incompleto e indirecto, y aun a riesgo de engañarnos a nosotros mismos.

Sea esta mi justificación.

Prefacio de ¿Qué es la vida?. Erwin Schrödinger. Dublín, setembro de 1944